Clara Schumann: Inspiración Femenina.

Clara Schumann es responsable de increíbles y sin embargo, poco conocidas piezas. Una de mis piezas favoritas, su Nocturno, es una de las menos sonadas y sin embargo, una magistral. Ésta maravilla femenina tuvo gran influencia sobre el Romanticismo Alemán, inclusive, a la altura de Listz y Thalberg, famosos compositores de su época, ésta agraciada pianista y compositora llena sus piezas un romance poco sutil, bien expresado.

Nace el 13 de Septiembre de 1819, iluminando las antiguas tierras sanjonas de Leipzig  y le da un nuevo sentido al arte alemán. El papel limitado de la mujer del siglo XIX le impide dar un gran paso como compositora, pero esta mujer, símbolo del prodígio femenino para el mundo, fue reconocida por célebres compositores, también estremecedores de almas, como Chopin, Goethe y Mendelssohn. La compositora nace bajo el nombre de Clara Wieck, Hija de Friedrich Wieck, conocido vendedor de piano, y Marianne Tromlitz. Su padre la cría luego del duro divorcio que será el primer sufrimiento en la vida de la pequeña. Tomó sus estudios en casa junto a su padre. A temprana edad presentó gustos por la música y a los nueve años ya era conocida como Virtuosa de la Corte.

Su carrera profesional la llevó por varias giras alrededor de Europa pues a pesar de que las niñas se dedicaban al hogar al llegar a la adolescencia durante el siglo XIX ella continuó con su profesión. La Virtuosa conoce a Robert Schumann, su esposo, siendo aún una pequeña, luego de que este le viera tocar en la casa del Doctor Ernst Carus e invitarle a una tarde musical, donde estudiará música, cada tarde desde entonces, junto a ella. Luego de descubrir la magia de las palabras de Robert ella quedará prendida de él para siempre. El 12 de Septiembre de 1840, luego de una previa proposición a su padre, quien siempre se negó a la unión de los enamorados, Clara y Robert contraen matrimonio. Era una unión llena de un amor recíproco y verdadero, para ambos la música parte de su existencia. Se dedicaban piezas a escondidas y Robert en muchas ocasiones tituló sus piezas con el nombre de su amada.

Siempre tuvo inseguridades de su talento como compositora, su belleza y de su aptitud como pianista pero Robert era un apoyo constante que le llenaba de confianza. Desde temprana edad, la pianista poseía una gran fortaleza espiritual, esta le permitió soportar una vida dura, llena de tragedias en el ámbito personal y profesional. Clara nunca fue feminista en sí, pero jamás, profesionalmente hablando, dejó que la opacaran. A pesar de su carácter, la muerte prematura de varios de sus hijos, el colpaso mental de su marido y su posterior muerte, la llevaron a cometer intento de suicidio. Ya anciana, la virtuosa, pierde poco a poco el sentido de la audición y a menudo necesitaba una silla de ruedas para desplazarse, abatida por la tristeza y los recuerdos de la música que emanaba desde sus dedos muere en Fráncfort del Meno, en su país natal, el 20 de Mayo de 1896.

Johannes Brahms fue su mejor amigo hasta el momento de su muerte, puesto que ella y su marido, lo indujeron en el mundo de la música. Este conocido pianista, configuró muchas de sus obras y las alabó junto a otros reconociodos artistas. 

Lynx.

Anuncios